¿Qué es la Articulación Temporomandibular y el Dolor Temporomandibular?

Articulación temporomandibular

La articulación temporomandibular (ATM) es aquella que une la mandíbula a ambos lados del cráneo, articulando con el hueso temporal. Es la única articulación que mantiene un contacto con los dos lados del cuerpo y tiene un cierre rígido como es la oclusión.

Los cóndilos mandibulares son los extremos de esta articulación, que se encargan de articular con el cráneo, y junto con los discos articulares, van a tener un papel importante en parte del dolor temporomandibular.

Dolor temporomandibular

El dolor temporomandibular (DTM) constituye un subgrupo de trastornos musculoesqueléticos que implican a la musculatura masticatoria, a la articulación temporomandibular y otras estructuras de la cabeza y cuello.

Representa la causa de dolor más importante en la región cráneofacial sin contar el dolor dental.

Es una disfunción que afecta al 20% de la población general y en España se sitúa en torno al 46%.

Algunas de las causas pueden ser:

  • Niveles altos de estrés-ansiedad
  • Tabaquismo-alcohol
  • Nivel de ejercicio
  • Calidad del sueño

Es más prevalente en la población entre 18 y 50 años, afectando más al sexo femenino debido a algunos grupos de hormonas, como pueden ser los estrógenos.

Suele acompañarse de dolor, limitación en la apertura, desviaciones al abrir y cerrar la boca y ruidos o chasquidos en la articulación.

También está asociada con dolor cervical, cefaleas, migrañas y hasta dolor lumbar. Es muy común padecer bruxismo y alteraciones del sueño como apnea obstructiva del sueño.

Cabe destacar la alta relación entre el dolor de ATM y el dolor cervical, debido a las conexiones nerviosas que hay entre la mandíbula y la región cervical. Esto va a provocar la posibilidad de que aparezca dolor en la parte cervical, pero sea un dolor referido de la zona mandibular, viceversa o que estén ambos dolores presentes.

El dolor muscular puede ser tanto local (en el sitio), como referido (aparecer en otro lado sin tener relación anatómica con el músculo), por lo que no siempre la localización nos va a decir dónde tratar.

Otro de los problemas más frecuentes es el de los ruidos articulares (ya sean chasquidos o roces) dentro de la articulación. Estos son provocados en su mayoría por la afectación del disco (menisco) que articula el cóndilo mandibular con el cráneo.

Alguna de las afectaciones puede ser artrosis en la articulación (que provoca que no esté bien lubricada), y la otra y más común es un desplazamiento del disco articular.

Articulación y dolor temporomandibular

El desplazamiento de disco puede darse en cualquier dirección, aunque es más común un desplazamiento hacia delante y adentro, lo que provoca, que al realizar la apertura y/o el cierre, el cóndilo puede perder el contacto con el disco, o bien recuperar dicho contacto (esto va a depender de la dirección del desplazamiento del disco); y esto es lo que el paciente escucha o siente al hablar, comer… pudiendo ser doloroso.

¿Qué tratamiento se aconseja para el dolor temporomandibular?

A pesar de la alta prevalencia de este dolor y sus comorbilidades, pocos saben acerca de su tratamiento.

Se ha considerado a la fisioterapia como tratamiento de elección para este tipo de disfunción. Para ello, el fisioterapeuta basándose en la evidencia científica, realizará un tratamiento integral que incluirá educación del dolor, terapia manual, con sus movilizaciones o manipulaciones articulares; técnicas sobre tejidos blandos (músculos y ligamentos); ejercicio terapéutico, importante puesto que tiene que ser un tratamiento activo por parte del paciente y no pasivo; punción seca y acupuntura; además de contar con otro tipo de modalidades como la fototerapia y terapia con láser que están teniendo un alto impacto beneficioso en el tratamiento bucodental.

Desde Clínica Dental Dr. Ulman & Fisioterapia Daniel Ulman, esperamos que os haya gustado esta entrada para que tengáis un mayor conocimiento sobre todo lo que engloba esta articulación.

Aprovechamos para recordaros que es importante mantener un contacto con ambos profesionales de la salud y realizar las revisiones correspondientes, ya que es preferible trabajar desde la prevención o rehabilitación primaria, que sobre una rehabilitación tardía.

Fieles a nuestro lema “Otra sonrisa, otra actitud, otra vida”.

Si desea conocer más en profundidad nuestros servicios, puede solicitar una cita comunicándose por nuestro número telefónico o a través de nuestro formulario de contacto:

916 197 811
SOLICITAR CITA

Clínica Ulman

Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies - Protección de datos